Liposucción

Existen varias técnicas eficaces para eliminar los depósitos de grasa durante la liposucción; la más utilizada es la técnica tumescente. El médico responsable del tratamiento inyecta primero una mezcla de solución salina, anestésico y otras sustancias activas como adrenalina en la zona específica del abdomen. Las células grasas disueltas de este modo pueden succionarse a continuación junto con la solución tumescente.

Una liposucción se realiza bajo anestesia tanto general como local o bajo sueño crepuscular y, según sea necesario, puede realizarse de forma ambulatoria o con hospitalización. Estas circunstancias pueden variar en función del ámbito y la zona de succión de la grasa. Durante una consulta inicial, el cirujano responsable del tratamiento deberá informar exhaustivamente al paciente sobre los distintos métodos y las ventajas e inconvenientes específicos, a fin de tomar conjuntamente una decisión informada sobre la mejor opción de tratamiento.

Ante una liposucción, los pacientes deben tener en cuenta que las compañías de seguros médicos no cubrirán la totalidad de los gastos derivados de posibles tratamientos posteriores si surgen complicaciones tras una operación realizada por motivos puramente estéticos. En tales casos, los gastos de tratamiento correspondientes pueden quedar cubiertos por el seguro de gastos de seguimiento de safe4beauty, que le permitirán disfrutar de protección financiera en todo momento.

Zurück zur Übersicht